Perspicacia de Mitrade se dedica a proporcionar a los inversores información financiera rica, oportuna y de gran valor para ayudarles a comprender la situación del mercado y encontrar oportunidades de trading.
    2021
    El Mejor Proveedor de Noticias y Análisis
    FxDailyInfo
    2022
    Mejores Recursos Educativos de Forex Global
    International Business Magazine

    Diferencias entre acciones comunes y preferentes

    16 Minutos
    Actualizado 29/11/2023 01:22
    Mitrade Team

    En el ámbito de la inversión en acciones, una cuestión fundamental emerge: ¿Poseen todas las acciones los mismos derechos dentro de una empresa? La respuesta es claramente negativa en el contexto de empresas que emiten acciones preferentes. Una compañía pública puede emitir distintos tipos de acciones, cada una con derechos específicos. Estos pueden variar en términos de poder de voto o respecto a los derechos sobre los activos y beneficios de la compañía. Un claro ejemplo de esta diversificación son las acciones preferentes.


    Comprender la relación y las diferencias entre las acciones comunes y preferentes es crucial. Este artículo tiene como objetivo profundizar en estos conceptos, desglosando sus características principales para proporcionar a los inversores una comprensión integral y clara.


    ¿Qué son Acciones Comunes y Preferentes? Una descripción general

    Las acciones emitidas por una empresa se clasifican generalmente en dos categorías: acciones comunes y preferentes.


    En el proceso de salir al mercado de valores, a menudo mediante una Oferta Pública Inicial (OPI o IPO en inglés), o a lo largo de su trayectoria, una empresa puede optar por emitir distintos tipos de acciones. Estas categorías se diferencian en sus características y derechos, lo que resulta relevante tanto para la entidad emisora como para los inversores.


    Las acciones ordinarias o comunes son el tipo más habitual y representan la forma inicial de participación en una empresa, como en el caso de las participaciones de los fundadores. Estos títulos confieren a sus propietarios el derecho a voto en las juntas de accionistas y a recibir dividendos. Sin embargo, en una situación de liquidación, los accionistas ordinarios son los últimos en poder reclamar sobre los activos de la empresa.


    Por otro lado, las acciones preferentes, las emiten las compañías usualmente como medio para financiarse y ofrecen una estructura de derechos diferente. Aunque generalmente poseen menos o ningún derecho de voto, brindan una mayor seguridad en términos de dividendos, que suelen ser más elevados y se abonan antes que los de las acciones ordinarias. Además, en caso de liquidación, los titulares de acciones preferentes tienen prioridad sobre los de acciones ordinarias en cuanto a los activos.


    Las empresas pueden emitir variantes dentro de estas dos categorías principales, tales como acciones con derechos de voto múltiple o acciones convertibles, adaptándose a diferentes estrategias y necesidades. Por ejemplo, mientras que las acciones preferentes pueden ser idóneas para inversores que priorizan ingresos regulares y bajo riesgo, las ordinarias atraen a quienes buscan una mayor influencia en la gestión y el potencial de ganancias de capital. Para más información sobre todos los diferentes tipos de acciones, recomendamos la lectura de este artículo.


    ¿Qué son las acciones preferentes?

    Las acciones preferentes son acciones que destacan en el mundo de la inversión por su híbrida naturaleza, combinando elementos tanto de deuda como de capital. Estas acciones, clasificadas contablemente como patrimonio en el balance de una empresa, se diferencian significativamente de las acciones ordinarias.


    Una de sus características principales es la emisión de dividendos, que suelen ser fijos o con una tasa preestablecida, pero, a diferencia de los instrumentos de deuda tradicionales, no crean una obligación legal de reembolso del capital invertido por parte de la empresa hacia los inversores.


    Tipos de Acciones Preferentes


    Existen diversos tipos de acciones preferentes, incluyendo las acumulativas, donde los dividendos no pagados se acumulan para períodos futuros; las no acumulativas, que no ofrecen derechos sobre dividendos atrasados; y las convertibles, que permiten su conversión en acciones ordinarias bajo ciertas condiciones.


    También existen las rescatables, que pueden ser recompradas por la empresa; las participativas, que vinculan los dividendos a los resultados financieros de la compañía; aquellas con prioridad en los pagos de dividendos; y las que poseen cláusulas de protección ante eventos específicos.


    Los derechos que tienen las Acciones Preferentes


    Las acciones preferentes, situadas entre el capital y la deuda en la jerarquía financiera corporativa, otorgan a sus tenedores beneficios específicos. Con prioridad sobre los accionistas ordinarios en caso de liquidación, estos accionistas están, sin embargo, por detrás de acreedores y bonistas. Contablemente, suelen ser consideradas capital, pero en ciertas circunstancias, particularmente en análisis de agencias reguladoras o calificadoras, pueden ser tratadas como deuda, especialmente si poseen características similares a bonos, como rescate obligatorio o dividendos fijos.


    Las acciones preferentes normalmente no otorgan derechos de voto, limitando la influencia de sus poseedores en decisiones corporativas. Estas acciones, debido a sus dividendos fijos, son sensibles a los cambios en las tasas de interés, asemejándose a los bonos en este aspecto.


    En cuanto a dividendos, los tenedores de acciones preferentes tienen prioridad sobre los de acciones ordinarias, especialmente en situaciones donde la empresa enfrenta limitaciones para pagarlos. Algunas variantes incluso aseguran dividendos acumulativos, garantizando el pago de dividendos omitidos en periodos futuros. Estas características subrayan la distinción entre acciones preferentes y ordinarias, y su relevancia en estrategias de inversión y estructura de capital.


    Ventajas y desventajas de Acciones Preferentes


    Las acciones preferentes ofrecen ventajas como dividendos predecibles y generalmente más altos que los de las acciones ordinarias, resultando atractivos en entornos de bajos tipos de interés. Proporcionan mayor seguridad en caso de liquidación empresarial que las acciones ordinarias, aunque menos que los bonos.


    Sin embargo, su potencial de apreciación de capital es limitado en comparación con las acciones ordinarias, y los dividendos pueden suspenderse durante períodos de inestabilidad financiera. Estas acciones carecen de derechos de voto, limitando la influencia del inversor en la gestión corporativa, y suelen ser menos líquidas, con restricciones de venta y cláusulas de rescate, lo que puede complicar su venta y afectar los retornos de la inversión.


    ¿Qué son las acciones comunes?

    Las acciones ordinarias son el tipo de acciones más común que las empresas emiten. Representan una fracción de la propiedad de la compañía y, a diferencia de las acciones preferentes, ofrecen un potencial de crecimiento del capital más elevado, aunque conllevan un riesgo mayor.


    Tipos de Acciones Comunes


    Dentro de las acciones ordinarias, existen algunas variantes. Por un lado, hay empresas que emiten acciones sin derecho a voto, proporcionando a los inversores una participación en los beneficios sin influencia en la toma de decisiones corporativas. Por otro lado, están las acciones de clases múltiples, donde cada clase ofrece derechos distintos de voto y dividendos. Esto permite a ciertos grupos mantener un control más significativo en la empresa, incluso poseyendo una menor proporción de acciones.


    Los derechos que tienen las Acciones Comunes


    Un rasgo distintivo de las acciones ordinarias es el derecho de voto en las asambleas de accionistas, que permite a los inversores influir en decisiones importantes, como la elección de los directores. En caso de liquidación, los accionistas ordinarios tienen prioridad en la reclamación de activos solo después de los acreedores, bonistas y los accionistas preferentes.


    Los dividendos de las acciones ordinarias varían en función del desempeño financiero de la empresa. Esto puede traducirse en mayores rendimientos durante períodos de éxito, pero también existe el riesgo de recibir menos o ningún dividendo en tiempos de incertidumbre económica.


    Ventajas y desventajas de las Acciones Comunes


    Las acciones ordinarias se caracterizan por su alta liquidez ya que permiten transacciones rápidas en mercados principales. Además, estas acciones ofrecen un potencial considerable de apreciación del capital, vinculado al crecimiento económico y éxito corporativo, y proporcionan derechos de voto en la toma de decisiones empresariales.


    Sin embargo, conllevan riesgos destacados. La principal desventaja es la volatilidad de sus precios, influenciada por factores como el rendimiento de la empresa y las condiciones del mercado. Respecto a los dividendos, a diferencia de las acciones preferentes, suelen ser variables y dependientes del desempeño financiero de la compañía, lo que puede resultar en pagos reducidos o inexistentes en periodos de bajo rendimiento.


    Tabla de comparación: diferencia entre acciones comunes y preferentes

    Cómo comprar las Acciones Comunes y Preferentes


    Base de Comparación

    Acción Preferente

    Acción Común

    Significado Intrínseco

    Acciones con preferencia en el pago de dividendos, pero sin derechos de voto.

    Acciones ordinarias con derechos de voto y posibilidad de recibir dividendos.

    Derechos de Voto

    No tiene.

    Tiene, en asuntos corporativos.

    Distribución de Dividendos

    Tasa fija o preferente; a menudo acumulativa.

    Variable y dependiente de la rentabilidad de la empresa.

    Prioridad

    Superior a las acciones comunes, pero inferior a deudas.

    Inferior a acciones preferentes y deudas.

    Potencial de Crecimiento

    Menor: influenciado por cambios en las tasas de interés.

    Mayor: sujeto a la volatilidad del mercado.

    Influencia Corporativa

    Puede ser menor debido a restricciones de mercado.

    Generalmente alta, si se cotiza en mercados principales.

    Riesgo

    Bajo, retornos fijos.

    Significativo, sujeto a volatilidad de mercado.

    Liquidez

    Generalmente limitado.

    Potencialmente alto, reflejando el éxito de la empresa.


    La inversión en acciones comunes y preferentes es similar, comienza con la selección de un bróker regulado y de buena reputación, seguido de la apertura de una cuenta de inversión, para lo cual se requiere proporcionar información personal y financiera, y posiblemente un depósito inicial. Después, se elabora una estrategia de inversión basada en un análisis detallado de la empresa emisora de las acciones. Los inversores utilizan la plataforma del bróker para elegir y comprar acciones, pudiendo optar por órdenes a mercado o limitadas, según sus objetivos y las condiciones del mercado.


    Además, los inversores tienen la opción de negociar derivados financieros como los CFDs (Contratos por Diferencia), que ofrecen la posibilidad de especular sobre los precios de las acciones sin poseerlas directamente. Estos derivados están disponibles para ambas clases de acciones, dependiendo de la oferta del bróker y la liquidez del mercado.


    Es importante la diversificación, combinando inversiones en acciones ordinarias y preferentes para equilibrar los riesgos. Tras la compra, se requiere un seguimiento continuo de la inversión y estar preparado para ajustar la estrategia de la cartera en respuesta a las fluctuaciones del mercado, con el objetivo de cumplir las metas financieras.


    Acciones Preferentes y Ordinarias; Estrategia Óptima para cada tipo de Inversor

    Las acciones ordinarias atraen a inversores con un perfil de riesgo más elevado, dispuestos a asumir volatilidades a cambio de la posibilidad de obtener ganancias significativas. Son ideales para individuos que buscan crecimiento de capital a largo plazo y que tienen un horizonte temporal amplio para superar las fluctuaciones del mercado. Estos inversores suelen estar en etapas tempranas o medias de su vida financiera, donde el objetivo principal es aumentar el valor de su cartera.


    En contraste, las acciones preferentes son aptas para inversores que se inclinan por la estabilidad. Estos individuos, a menudo en fases de preservación de capital o jubilación, priorizan el flujo de ingresos regulares y previsibles sobre las oportunidades de crecimiento a gran escala.


    Asimismo, buscan reducir su exposición al riesgo y valoran la preferencia en la distribución de dividendos y la prioridad en caso de liquidación. Este perfil de inversor también podría optar por acciones preferentes como medio para diversificar su cartera, combinando los beneficios de renta fija y variable, ajustando así el equilibrio entre riesgo y retorno.


    Conclusión

    A modo de conclusión, es interesante analizar el S&P U.S. Preferred Stock Index frente al S&P 500 para profundizar en la diferencia entre acciones comunes y preferentes. Representando aproximadamente el 71% del mercado de acciones preferentes negociadas en EE.UU., el S&P U.S. Preferred Stock Index es un referente que refleja la relevancia y la magnitud de este segmento del mercado. Su caída del 18,05% en contraste con el incremento del 57,60% del S&P 500 durante el mismo periodo de cinco años destaca las diferencias de comportamiento entre estos dos tipos de inversiones en el contexto de una política monetaria cambiante.


    【Fuente: Google Finance】


    Con la subida de tipos de interés en 2022, la demanda por las emisiones anteriores de bonos y acciones preferentes disminuyó, ya que los inversores se inclinaron hacia nuevas emisiones con rendimientos más altos. Esto provocó una disminución en el precio de las acciones preferentes, reflejada en la caída del índice.


    Para los inversores, estos patrones subrayan la necesidad de una estrategia de cartera bien pensada, capaz de navegar por los ciclos económicos. La diversificación entre acciones preferentes y comunes puede ofrecer un balance entre estabilidad y potencial de crecimiento, siendo la adaptación a los ciclos económicos y las condiciones de mercado una prioridad para la conservación y el crecimiento del capital a largo plazo.


    3 Pasos para empezar tu trading
    1
    Registrarse
    2
    Depositar fondos
    3
    Empezar a operar
    bannerBg

    Descargo de Responsabilidad: Este artículo representa únicamente la opinión de su autor o autora, no se puede utilizar como consejo de inversión. El contenido del artículo es solo para referencia. Los lectores no deben tomar este artículo como una base de inversión. Antes de tomar cualquier decisión de inversión, por favor busque asesoramiento profesional independiente para asegurarse de que entiende los riesgos.

     

    Los contratos por diferencias (CFD) son productos apalancados que pueden resultar en la pérdida de todo su capital. Estos productos no son adecuados para todos los clientes, por favor, invierta de manera rigurosa. Ver este archivo para obtener más información.



    ¿Le parece útil este artículo?
    Artículos relacionados
    placeholder
    Valor de mercado de una acción: qué es y cómo se calculaEn este tercer artículo dedicado a los diferentes tipos de valoración, vamos a destacar un concepto tan común como importante como lo es el valor de mercado. No es que tengamos especial simpatía por él o antipatía por otros, sino que a la fuerza nos lo encontraremos a diario.
    Autor  Emilio J. Pérez Poyatos
    En este tercer artículo dedicado a los diferentes tipos de valoración, vamos a destacar un concepto tan común como importante como lo es el valor de mercado. No es que tengamos especial simpatía por él o antipatía por otros, sino que a la fuerza nos lo encontraremos a diario.
    placeholder
    Acciones baratas con futuro 2024: Análisis de potenciales inversiones y guía de cómo comprarlasLas acciones con un bajo valor de mercado presentan una oportunidad única para inversores que buscan diversificar su cartera con inversiones potencialmente infravaloradas y rentables. Este segmento del mercado, caracterizado por su accesibilidad financiera, puede incluir empresas en etapas tempranas de crecimiento o aquellas posicionadas para una posible recuperación y que tiene potencial de ser acciones baratas con futuro 2024.
    Autor  Laura Vivas
    Las acciones con un bajo valor de mercado presentan una oportunidad única para inversores que buscan diversificar su cartera con inversiones potencialmente infravaloradas y rentables. Este segmento del mercado, caracterizado por su accesibilidad financiera, puede incluir empresas en etapas tempranas de crecimiento o aquellas posicionadas para una posible recuperación y que tiene potencial de ser acciones baratas con futuro 2024.
    placeholder
    Cómo calcular dividendos - en qué consistes y qué es la fecha ex dividendoPrincipalmente se trata de la recompensa que tienen los accionistas de una empresa por el hecho de apostar con su dinero a favor de ésta. De esta forma, las compañías reparten una porción de sus beneficios entre los dueños, representados estos por los títulos o acciones que poseen.
    Autor  Emilio J. Pérez Poyatos
    Principalmente se trata de la recompensa que tienen los accionistas de una empresa por el hecho de apostar con su dinero a favor de ésta. De esta forma, las compañías reparten una porción de sus beneficios entre los dueños, representados estos por los títulos o acciones que poseen.
    placeholder
    ¿Invertir en Tesla sigue siendo una buena inversión?, análisis y previsiones sobre las acciones Tesla en el año 2023.El 25 de enero, Tesla, la compañía líder en la fabricación e innovación de vehículos eléctricos, presentó sus resultados del año 2022 con cifras récord en ventas y producción de sus vehículos. Estos resultados sorprendieron a la industria y a los analistas financieros, quienes no esperaban una recuperación tras el revés sufrido por la compañía el año anterior, cuando perdió más del 60% de su valor en bolsa. Sin embargo, después de la presentación de sus estados financieros, las acciones de Tesla cambiaron de tendencia y en el último mes el precio de sus acciones ha aumentado en casi un 65%. En este artículo exploraremos si 2023 es un buen año para invertir en Tesla.
    Autor  Laura Vivas
    El 25 de enero, Tesla, la compañía líder en la fabricación e innovación de vehículos eléctricos, presentó sus resultados del año 2022 con cifras récord en ventas y producción de sus vehículos. Estos resultados sorprendieron a la industria y a los analistas financieros, quienes no esperaban una recuperación tras el revés sufrido por la compañía el año anterior, cuando perdió más del 60% de su valor en bolsa. Sin embargo, después de la presentación de sus estados financieros, las acciones de Tesla cambiaron de tendencia y en el último mes el precio de sus acciones ha aumentado en casi un 65%. En este artículo exploraremos si 2023 es un buen año para invertir en Tesla.
    placeholder
    ¿Qué es la fórmula de TIR y cómo calcular la TIR?Este capítulo nuevo de formación financiera lo vamos a dedicar a la TIR, que no es ni más ni menos que la Tasa Interna de Retorno, una de las métricas clave para calcular el valor de las inversiones y más específicamente el valor de las inversiones en bonos y títulos de deuda.
    Autor  Emilio J. Pérez Poyatos
    Este capítulo nuevo de formación financiera lo vamos a dedicar a la TIR, que no es ni más ni menos que la Tasa Interna de Retorno, una de las métricas clave para calcular el valor de las inversiones y más específicamente el valor de las inversiones en bonos y títulos de deuda.