Un índice bursátil es un grupo de datos sobre múltiples acciones que refleja el valor de las acciones que lo componen en el mercado. A menudo se utiliza para mostrar las características comunes de los valores que lo componen, como los valores que se operan en la misma bolsa, que pertenecen al mismo sector o que tienen una capitalización de mercado similar. Existen principalmente tres tipos de índices bursátiles según el método de cálculo. El primer tipo es el índice ponderado por el precio, como el índice industrial Dow Jones, que se establece calculando los precios de unos pocos valores constitutivos. El segundo es el índice ponderado por el valor del mercado, que se basa en la capitalización del mercado de las diferentes acciones del índice, como el Standard & Poor 500, y el índice Hang Seng. El tercer tipo es el índice ponderado por el valor del mercado, que se calcula sobre la base del número medio ponderado de acciones en lugar de la capitalización del mercado.


A diferencia del mercado de valores, operar con índices bursátiles permite a los inversores entrar en el mercado general sin correr riesgos específicos y seguir la tendencia de los valores más activos. No se trata de que usted pueda comprar acciones sólo cuando se prevea que el mercado va a subir. Puede entrar en el mercado cuando éste fluctúa en cualquier dirección, lo que aumenta sus oportunidades de beneficio. Además, debido al elevado umbral de operaciones, la operación con índices bursátiles suele requerir una gran cantidad de inversión, mientras que los CFD sobre índices bursátiles permiten a los inversores operar con contratos más pequeños, por lo que pueden comprar una cesta de acciones a menor coste y entrar fácilmente en el ámbito de la inversión.


Por favor, tenga en cuenta que operar con CFDs conlleva un alto nivel de riesgo y no es adecuado para todos los inversores. Lea nuestros documentos de divulgación legal antes de decidirse a operar.


Hay múltiples factores que afectan a un índice bursátil, principalmente hay tres aspectos macro.


En primer lugar, los cambios en los tipos de interés del mercado tendrán un impacto significativo en el mercado de valores. Por lo general, los precios de un índice bursátil suben cuando los tipos de interés bajan, y bajan cuando los tipos de interés suben. Por lo tanto, la evolución de los tipos de interés y la relación entre los tipos de interés y el mercado de valores se han convertido en indicadores importantes para que los inversores se decidan a comprar o vender índices bursátiles. Cada vez que el gobierno anuncia una bajada de tipos o un recorte del coeficiente de reservas obligatorias (RRR), los costes de los préstamos en el mercado bajan, y el índice bursátil suele subir a corto plazo. Sin embargo, cuando se anuncia una subida de tipos, el índice bursátil reacciona de forma contraria.


En segundo lugar, la inflación suele tener un impacto significativo en el índice bursátil. Una inflación moderada puede estimular el mercado bursátil, mientras que una inflación severa lo perjudicará. La inflación se produce principalmente porque el banco central aumenta la oferta monetaria con demasiada rapidez. Generalmente, la oferta monetaria es directamente proporcional a los precios de las acciones, es decir, una mayor oferta monetaria hará que los precios del índice bursátil suban. Cuando el banco central endurece su política para reprimir la inflación subiendo los tipos de interés, el índice bursátil bajará.


En tercer lugar, las políticas fiscales del gobierno tendrán un impacto en el mercado de valores. Los recortes fiscales considerables del gobierno, el aumento del gasto público, etc., pueden estimular las expectativas de beneficios de las empresas, haciendo que el índice bursátil suba a corto plazo.

Antes de elegir un índice bursátil para operar, debe entender primero las similitudes y diferencias entre los distintos mercados, las condiciones económicas básicas relacionadas con los índices bursátiles, los cambios en la política nacional, las direcciones de la política monetaria y otros factores esenciales. También debe comprender los cambios técnicos de los índices bursátiles, los ciclos alcistas y bajistas, etc. Si está familiarizado con algunos valores, o con las condiciones económicas de un país, puede optar por operar con el índice bursátil del país. O puede evaluar qué mercado es más adecuado para usted basándose en el volumen medio diario de negociación del mercado de valores relacionado con el índice bursátil.


Las acciones corporativas están relacionadas con acontecimientos que provocan cambios significativos en los precios de las acciones de la empresa. Cuando usted opera, la acción corporativa que afecta en gran medida al precio de las acciones suele ser la distribución de dividendos. Si mantiene una orden de compra del índice bursátil pasado el momento de la distribución de dividendos, tendrá derecho al dividendo correspondiente. A la inversa, si mantiene una orden de venta para el índice bursátil más allá del momento de la distribución de dividendos, tendrá que pagar un dividendo.

Poseer un CFD sobre un índice bursátil no significa que usted posea realmente acciones del título, por lo que no tiene derecho a voto, ni ningún derecho de suscripción, emisión o división de acciones.


Sin embargo, Mitrade tomará medidas de ajuste de intereses para minimizar el impacto de las acciones corporativas en sus posiciones de trading.

¿No encuentras la respuesta que necesitas? Contacto


*Algunos métodos de pago pueden no estar disponibles en su país/región

¡A operar ahora!